• Entrevistas de pareja

    ¿Qué es lo que lleva a una pareja a consultar un psicólogo? ¿Por qué pueden querer ir a ver a un psicoterapeuta? Es sobre todo el sentimiento de que hay algo en la relación que no anda bien, no satisface, hace sufrir. Esta idea empieza a delinearse cuando la insatisfacción se instala en la relación de pareja, cuando los conflictos se vuelven desgarradores, las disputas son cada vez más frecuentes y sobrepasan la medida de lo soportable, cuando se empieza a pensar que el otro à la relación son causa de infelicidad, o cuando hay que confrontarse con problemas sexuales, o de violencia, de falta de deseo, de comunicación, de confianza.

    La terapia de pareja aparece entonces como un medio posible de encontrar una solución. Esta puede ser una idea muy positiva. Puede funcionar como una ayuda para restaurar la relación, para volver a encontrar un nuevo impulso, para volver a encontrarse de nuevo de una manera más sana. Pero es importante no perder de vista el hecho de que también puede servir para mantenerse en una ilusión.

    La ilusión de creer que existe un deseo de pareja. Y que existe una psicoterapia de pareja que tendría la capacidad mágica de reparar ese deseo que parece no funcionar más. Esta ilusión participa de hecho del aspecto ilusorio que es constitutivo del amor. La ilusión del amor es creer que es posible hacer de dos uno, que dos seres podrían unirse y fundirse en uno solo. Es esta ilusión, y el imposible que le es propio, que provoca tantos sufrimientos y tantas decepciones.

    Es seguro que la relación de pareja no puede sostenerse sin deseo. Para poder sentir que uno está en pareja, y no solamente que una cohabita con otra persona, es necesario que cierto deseo esté en juego en la relación. Pero para no quedar capturado de una ilusión, hay que estar dispuesto a aceptar que en una pareja hay dos deseos en juego.

    Esa es la condición necesaria para que las entrevistas de pareja en un marco terapéutico puedan encontrar su verdadero sentido.